# TENEMOS ALGO EN COMÚN

Este proyecto tendrá lugar en julio 2019 con el objetivo de hacer difusión de la situación de las mujeres embarazadas, que han sido violadas, en el proceso migratorio. Queremos que sean ellas quienes cuenten su historia. Para ello les vamos a dar las cámaras, una formación básica y las técnicas necesarias para que ellas mismas graben su día a día, sus historias y cómo viven en un edificio donde se mezclan distintas culturas.

Fuimos a Atenas, una de las ciudades con mayor tráfico de refugiados de Europa por su situación geográfica, para trabajar en la investigación sobre la maternidad en el proceso migratorio. Nos centramos en este colectivo de mujeres migrantes de alta vulnerabilidad conviviendo con ellas día a día. Establecimos un vínculo de confianza mutua que nos permitió conocer sus vivencias y coyuntura actual. Todo ello fue plasmado en un teaser que se proyectará el próximo 4 de julio a las 19h (C/ Valldonzella nº12) , un adelanto de lo que será el documental en el que se reflejará qué supone ser madre en el proceso migratorio contado por ellas mismas.

Para hacer posible nuestro propósito, hemos lanzado una campaña de recaudación de fondos #Tenemos algo en común. Colabora con nosotros para dar a conocer y generar oportunidades de cambio.

Con la colaboración de:

Colabora

Enlaces


Etiquetas


Contexto

Ser refugiada, mujer y embarazada son tres indicadores que aumentan el nivel de opresión. Es por eso que fuimos a un centro que acoge a mujeres embarazadas o que han venido solas y que se encuentran en un alto riesgo de vulnerabilidad. Uno de los principales problemas de las madres es la falta de variedad en su alimentación que perjudica a su lactancia y, consecuentemente, al desarrollo del bebé. Elementos tan básicos y rutinarios como las compresas y los tampones no están garantizados porque las ONG no dan abasto y los gobiernos tampoco las facilitan. En estas condiciones, las probabilidades de contraer una infección aumentan sustancialmente y, en una situación de estrés, los riesgos durante el embarazo se disparan, tanto para la madre como para el bebé. Tampoco ayuda el hecho de que la asistencia ginecológica sea un tema que quede en segundo plano a la hora de hablar de asistencia médica, fruto de la invisibilización de las mujeres.


Equipo

Anaïs Esmerado

Va en bici a todas partes. Tiene memoria selectiva y chapurrea seis idiomas. En 2016, salió de Menorca con una furgoneta para conocer la realidad de los campos de refugiados. Desde entonces ha trabajado con varios colectivos marginados usando la creatividad como herramienta de empoderamiento y ha fundado la Asociación Ojalá Projects para que proyectos como este sean posibles.

Clara Cadena

Aficionada a las cámaras, caóticamente organizada; como Hermione Granger, puede estar en dos sitios a la vez. Fué a Atenas como psicóloga y acabó haciendo de cámara, sonidista y mil cosas más. No tiene muchas cosas claras, pero una que sabe seguro es que con todo aquello que haga quiere ayudar a los demás.

Xavier Longàs

Proyecto de director de cine. Empezó con un Iphone 4 grabando a vecinos del los Bañados de Asunción (Paraguay); ha estado en Atenas con Ojalá Projects trabajando en un documental y el videoclip Refugees. Le gusta escribir de noche, cuando no está mirando películas; hablar poco y escuchar mucho; y retratar todo cuanto le rodea.

Maria Rabella

Rebelde con causa. Su máxima aspiración es dedicarse a aquello por lo que nunca estaría dispuesta a pagar. Le gusta escribir y grabar. Es de las pocas ingenuas que todavía cree en el valor social del periodismo, y por si todavía no lo habíais notado, se toma la vida con demasiada pasión.

Olga Roig

Ama, cree, crea, escribe, lee, fotografía y confia. La ilusión es el motor que mueve su vida. Lo que le da sentido es el convencimiento de que nada es para siempre y que la evolución es movimiento. Cree en la utopia y col·labora con diversos colectivos. Practica la comunicación que se reinventa mediante la observación, el respeto y la escucha activa.

Maria d’Oultremont

Adicta a las gyozas y seriamente divertida. Desde pequeña lo tenía claro: tenía que salvar vidas. Es por eso que ser bombera era su primera opción. Con Anatomía de Grey llegó la pasión por la cirugía, pero con su poca destreza con las ciencias y la necesidad por entender el mundo terminó aspirando a periodista. Le dicen que vive en las nubes, ojalá pueda llegar a ellas.

OJALÁ PROJECTS utiliza "COOKIES". Si continúa navegando o pulsa el botón "ACEPTAR" consideraremos que acepta todo su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

Aceptar

Arriba